Calma mi gente, no hay mordaza de clase alguna

No sé cuál ha sido la intención de traer el asunto de una mordaza que supuestamente hemos establecido para nuestra Delegación durante los Juegos Panamericanos en Lima. La semana pasada, el periodista que hoy escribió su nota, me preguntó de forma directa y demás está decirles que me sorprendió la pregunta. Mi respuesta también fue directa, donde de manera rápida y espontánea le expresé que para nada estableceríamos una mordaza, que nunca ha sido considerada y que no es nuestra forma de proceder. Al día de hoy, les garantizo que a ningún atleta u oficial le hemos tapado la boca para impedirle que pueda hablar o gritar, que es literalmente el significado de una mordaza.

Desde que explotó el reclamo a la renuncia del Gobernador, nuestros atletas se han expresado públicamente en sus redes sociales y medios de comunicación, y a ninguno le hemos llamado la atención sobre el particular. Son expresiones genuínas y en su carácter personal, como miles que hemos visto, porque todos somos parte de la difícil realidad que tenemos como país.

Me parece injusta toda la situación que ésto ha ocasionado, especialmente para los atletas que han trabajado tanto para estar aquí. Tratar de sacarlos de concentración no me parece propio pues estamos en Lima con unos objetivos que cumplir. Hoy el país necesita que le demostremos al mundo el lado positivo que tenemos como puertorriqueños. La salud emocional de un atleta de alto rendimiento y la presión que tienen de rendir en su evento, es suficiente carga en días previos a su competencia. Ahora más que nunca hay que ser solidarios con ellos, darles su espacio, pues para expresiones políticas siempre habrá su espacio y momento.

Estimo importante poder aclarar que cada atleta y oficial de la Delegación que participa en cualquier evento deportivo de este nivel, reconoce que hay reglas y estipulaciones que seguir. En Panam Sports existe un código de elegibilidad que se firma donde se acuerda respetar los reglamentos existentes. Usualmente quedan prohibidas las expresiones comerciales, políticas, raciales, discriminatorias, entre otras. Aquellas personas que violen estas reglamentaciones pudieran tener sanciones para ellos y/o su Delegación, y es justo eso lo que deseamos evitar en el foro del deporte a nivel internacional. Mejor prevenir que tener que lamentar y es justo esto lo que quisimos enfatizar hoy. Sería muy lamentable que alguien de nuestra Delegación pudiera recibir una sanción por alguna expresión política realizada fuera de lugar.

Jamás habíamos tenido una situación tan terrible en Puerto Rico. Miles y miles de personas se han manifestado en contra de la permanencia del Gobernador. Es muy difícil manejar el asunto pues cada día aumenta la presión de todos los que vivimos y adoramos nuestra tierra. Hay que tratar de ser pacientes, manejar los asuntos con calma, que la prisa no siempre es el camino más rápido. Nuestra intención seguirá siendo la misma, seguir representando al país con dignidad, lograr triunfos y medallas para todos los puertorriqueños y ser motivo de alegría y unión durante estos días.

Nada es fácil en esta vida. Estamos muy vulnerables con toda la situación de país, reaccionamos de forma inmediata, en muchas ocasiones sin conocimiento de causa, olvidándonos del posible efecto dominó que una sóla palabra mal puesta o utilizada pueda causar. En cuestión de la inmediatez cambiamos de blanco a negro, de la alegría a la tristeza, literalmente un giro de 180 grados. Nos llevamos enreda’os a quien queramos, así de fácil, sin querer queriendo, sin conocer a la gente, sin saber cómo piensan y en este caso, sin saber cómo se maneja la reglamentación en el deporte a nivel internacional.

Calma mi gente, no hay mordaza de clase alguna. Dejemos que los atletas puedan ejecutar sus rutinas deportivas sin presiones. Estamos muy conscientes del caos que impera en nuestro país. Nuestro corazón está conectado, en todo momento, con cada ser que habita en ese paraíso de tierra 100 x 35, ahora más que nunca estamos mental y físicamente muy unidos con el fin de traerle buenas nuevas a nuestra gente. Nuestros atletas son responsables y respetuosos, les garantizo que llegarán en el tiempo justo para dedicarle orgullosamente sus triunfos a nuestra hermosa isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *