Camino Hotel a Poligono de Tiro

Son las 7:30 a.m., y ya inicia la jornada para ver a mi #EquipoPUR competir, aquí vamos con pocas horas de sueño, llegamos muy tarde de la inauguración, pero con el mejor ánimo del mundo pues ya los Juegos fueron declarados abiertos.

Cuanta emoción anoche, la espera terminó y por fin logramos desfilar en la ceremonia inaugural en el histórico Estadio Maracaná en Río. Son apenas segundos breves en la televisión, claro, si somos una Delegación pequeña, no todos los atletas han llegado y la cantidad de oficiales que te permiten desfilar son limitados. Esto siempre provoca situaciones incómodas al tener que definir quién desfila y quién no. Todos quieren ir al desfile, todos lo merecen, para eso han trabajado, pero para la televisión sería un desfile más largo de lo que usual es, y ya vieron anoche cuanto tiempo demora la ceremonia en este punto.


Del hotel salimos a las 4:00 pm en un Uber, ya a esa hora el Comité Organizador limita la transportación para ir controlando un poco el tráfico. Aquí los Uber funcionan de forma excelente, en estos días los taxistas no son suficientes por la multitud que se va apoderando de las calles brasileras. Llegar a la villa para salir al desfile con la Delegación nos tomó más tiempo de lo usual, la salida de los altos oficiales en un hotel cercano creó tremendo tapón, cerrando calles por un momento. Llegamos justo cuando los nuestros iban saliendo de su edificio, se veían felices, nítidamente vestidos, compartiendo fotos y subiendo las mismas en las redes para hacer alardes del momento especial que estaba por llegar.

Entrar al Maracanazinho a esperar el inicio del desfile nos sirvió para sentarnos juntos, merendar algo liviano, seguir tomando fotos, saludar a los amigos de otros países sentados cerca, intercambiar pines y disfrutarnos la música de fondo, en un 90% canciones puertorriqueñas, para animar la audiencia. Así como lo leen, la música era casi en su totalidad de nuestros cantantes, desde Mark Anthony y varios reguetoneros, nos pusieron a cantar y bailar casi todo el repertorio. Una vez más nuestros cantantes y atletas llevando el nombre de Puerto Rico por todos los mares. Siempre lo he dicho, son los mejores embajadores del país.

Nuestro abanderado estaba impecable aunque un poco nervioso. Su sonrisa, su carismático pelo, y su escultural fortaleza hicieron que la monoestrellada, la hermosa bandera de Puerto Rico, se viera por todo lo alto durante el desfile. Difícil poder narrar lo que se siente siempre al entrar a un estadio olímpico, sabes que los ojos de todo el universo, especialmente los corazones de millones de boricuas hoy día desparamados por todo el planeta, estarán mirando fijamente, haciendo latir sus corazones con un orgullo sin igual.

Jaime fue escoltado por una niña que llevaba en su mano un arbolito que luego sería plantado como legado de los Juegos, y cuando vimos a Valerie Mojica desfilar a su lado me sentí muy honrada. Valerie es la niña de Corozal que ganó el concurso de McDonalds para estar junto a otros 120 niños de distintos países en estos Juegos. Su carita jamás la voy a olvidar, sus expresiones en el certamen sobre el sentimiento de los atletas al representaar al país la hicieron la feliz ganadora del premio. Ella siempre supo que iba a la inauguración pero jamás pensé los pondrían a desfilar con las delegaciones. Felicito a los propulsores de esa idea, estoy segura sembraron semilla de la buena con este gesto.

La noche terminó con el tradicional protocolo. El desfile e izamiento de la bandera olímpica, todos de pie para el himno olímpico, momento sublime al ver entrar a tantos atletas brasileros con la bandera blanca, la que tiene los aros en el centro, uno de los símbolos más reconocidos en el mundo. Siempre es un misterio saber quienes tendrán el honor de cargar esta bandera, en un país como Brasil con tanta abundancia de campeones mundiales y olímpicos no era fácil adivinar. Otro misterio es la entrada de la antorcha y como encenderán el pebetero, es justo ahí donde la imaginación vuela, desde que llegas al estadio vas mirando por todos lados buscando el lugar y cada vez los organizadores se las ingenian para sorprendernos. La de ayer inicio algo extraña pero cuando el pebetero comenzó a subir, sabías que algo espectacular ocurriría, y así fue. Majestuoso se veía el fuego olímpico, uno de los símbolos más importantes de los Juegos desde sus inicios en la antigua Olimpia, donde se mantenía encendido durante todas las competiciones.

Bueno, ya termino por hoy. Aquí estoy “Sentadita desde mi bleacher” en el campo de tiro en apoyo total para Yarimar Mercado.

2 thoughts on “Camino Hotel a Poligono de Tiro

  1. Marilyn Rodriguez says:

    Bravo Sara!!! Eres única…. tienes una energía positiva que inspiras a nuestra delegación al éxito total.

    Sara, eres una persona realizada, por eso tienes éxito…..

    Bendiciones a todos!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *