Con el corazón estruja’o

Salir de San Juan hoy me dió trabajo y nostalgia. Era una sensación extraña, contenta por el trabajo que nos espera, triste por dejar al país sabiendo lo difícil que serán estas semanas para todos. No es lo mismo conocer lo que pasa a la distancia, que estar ahí presente pisando tierra firme. Al despegar el avión veía a mi bella Isla desaparecer a la distancia, y mira que se veía preciosa. «Preciosa por ser un encanto por ser un edén»…… Verde monte e intenso, diversas tonalidades azul en sus mares, bolitas de algodón en las nubes, y una espectacular caída del sol, fueron la gran despedida que me regaló Diosito al atardecer.

La atmósfera que existe en la Isla durante estos días, esa que nos tiene a todos con el corazón estruja’o, sin saber cómo o cuándo sanará, junto a las mil cosas que uno quiere dejar resueltas en la casa antes de partir, fueron motivo de mucha ansiedad en estas últimas horas. Ya el trabajo previo a Lima se realizó, hoy llegaré a iniciar las labores conducentes a los Juegos Panamericanos.

Siempre he sentido mucha responsabilidad cuando estamos en un evento olímpico en la región, pero esta vez como que esa responsabilidad es mayor. Se necesita con carácter de urgencia temas refrescantes, que nos den alegría de vivir, que nos sirvan de ejemplo positivo para que podamos entender que no todo está perdido y que juntos podemos hacer grandes cosas. En Puerto Rico hay mucha gente buena, trabajadora, honesta, que merece y pide a gritos tener un mejor país.

El deporte es de las pocas cosas que nos unen como pueblo, y es justo ahora cuando nuevamente tenemos la oportunidad de mostrarle al continente la otra cara de nuestra moneda. Con el poder de las noticias internacionales y las redes sociales hemos sido «trending topic» y me imagino que llegarán preguntas de los amigos internacionales sobre la situación del país, las cuales créanme, nunca son fáciles de responder. Realmente a veces siento vergüenza ajena por las cosas que pasan en nuestro terruño nacional porque uno sabe que tenemos la capacidad y el talento para presentarnos de forma distinta.

En todo el mundo pasan cosas pero cuando es en tu Islita duele, duele en el alma y en lo profundo de tu ser.

Y como no todo está perdido, es importante concentrarnos en nuestra misión, vamos a las notas positivas, donde ya inició la llegada de nuestros atletas a la Villa Panamericana. Los primeros comentarios del Jefe de Misión, Víctor Ruiz, fueron que la Villa está espectacular, que todo estuvo en orden en la reunión de registro final, y esas son buenas noticias para comenzar. Esos días iniciales son importantes porque son los que dictan la pauta de la organización del evento. Desde ahí, empezamos bien.

Hoy llegaré tarde a Lima, y mañana temprano la agenda está «full» con visita a instalaciones durante todo el día. En estos Juegos soy parte del Comité Ejecutivo de Panam Sports, entidad deportiva que rige el deporte en América, lo que me tiene también muy emocionada porque me da la oportunidad de colaborar en la organización de forma más directa y continuar aprendiendo. Es mucho el compromiso que tenemos todos en Panam Sports para que estos Juegos sean exitosos y sé que junto a mis compañeros daremos el máximo para que la experiencia para todos, especialmente para los atletas, sea una inolvidable y placentera. En la noche estaré alojándome en la Villa, me dicen el edificio 6 es el más bonito, donde pernoctaremos por una noche. Ya les contaré, me gusta el ambiente de la Villa, ese es el corazón de los Juegos.

Les confieso que llevo tiempo que no me sentaba a escribir el Blog. Tanto que decir, que expresar, pero es que con el tiempo he aprendido a ser prudente, es una buena virtud que me ha costado ponerla en práctica pero que en muchísimas ocasiones me ha dado resultados positivos. Espero disfruten esta edición del Blog “Sentadita desde mi bleacher”. La intención seguirá siendo la misma, poderles contar las incidencias de la Delegación de Puerto Rico y los Juegos desde mi punto de vista.

Me despido por hoy, ya estamos llegando a Lima, ya huele a ceviche… ya pronto iniciarán los XVIII Juegos Panamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *