CARDONA… GRACIAS POR TANTO AMOR

Muy difícil para Mí poder expresar como me siento.  Hoy me toca brindar un último adios a mi querido y adorado Héctor Francisco Cardona González.  En 30 años de haberte conocido, fueron muchas las enseñanzas tuyas que llevo presente y que trato de aplicar en la vida.


20170617_235754Alguien cercano me comentó en días recientes que no debía estar triste por tu condición de salud, porque realmente tuviste una buena vida.  ¿Y sabes qué? Es muy cierto.  Una familia ejemplar con 3 hijos, un matrimonio de 56 años, una esposa que todavía ve luces por Tí, una vida sana en el deporte encaminando a muchos atletas y líderes por la ruta correcta, y un sinnúmero de triunfos deportivos para el país que tanto amaste, fueron obtenidos bajo tu liderato en el boxeo, en el Comité Olímpico y en la Odecabe  Con tu inseparable Sarita, viajaste el mundo en representación de PUR ante los principales organismos internacionales.

Respondí a tu llamado tan pronto fuíste electo presidente del COPUR y trabajé a tu lado, siempre buscando que brillaras y lucieras bien ante los demás.  De tí sólo recibí oportunidades de crecimiento profesional.  Siempre estuviste disponible y pendiente de mí.  Con cuanto orgullo comenté en múltiples ocasiones que eras mi papá en el deporte.  Con cuanto orgullo te escuché decir en el mundo internacional que yo era como una hija para Tí.

Contigo confirmé lo importante de ser noble y buena gente.  ¿Cuánta gente se cuestionaba tu forma de ser por ser un Presidente tan sencillo?   Ese fue tu estilo, tu marca personal.  Siempre fuiste un defensor de los tuyos, un Jefe bonachón, de esos que mandaba pero que también iba.  Muchas veces te  enrollabas las mangas, te ensuciabas las manos, y por largo tiempo permitiste que nuestros hijos fueron tus nietos de oficina.  Jamás olvidaré tu buen humor, en todo momento tenías un refrán y un apodo para todos.  Siempre estabas “como un tronco”, y además eras “el tornillo que más rosca tenía”.  Que buenos recuerdos tendremos de tí.

Gracias Cardona por abrirme las puertas de tu corazón.  Gracias por permitirme despedirme de tí.  Estoy muy tranquila y en paz contigo.  El jueves cuando te visité pude decirte cuanto te quiero, y lo importante que has sido en mi vida.  Te ví llorar de la emoción cuando te comenté que ya había pedido la Orden Olímpica del COI al presidente Thomas Bach, y que ya había sido aprobado el Collar Panamericano de la Odepa.  Me dejaste asignaciones pendientes y desde ahora te digo que seguiré comprometida con tu legado y tus obras.  Barranquilla 2018 y Panamá 2022 están en buenas manos.  Ese fue tu último día, tus ojos y tu cansancio eran señal de despedida.

Que triste ha sido verte partir tan rápido.  Puerto Rico y el mundo olímpico perderá mucho con tu partida.  Ni te imaginas cuanto te voy a extrañar.

Agradezco a la Familia Cardona Lugo por permitirme acompañarlos, me sentí parte de ustedes en estos días de tanto dolor.   Hasta luego Cardona… Hasta luego Paquin… Hasta luego Papá Pepo.  Estoy segura seguiré sintiendo tu presencia.

Gracias por tanto amor.  Recibe mi más fuerte y sonoro aplauso olímpico.

“Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en Mi,
aunque muera, vivirá.”  Juan 11:25

 

La autora de este escrito es:

Sara Rosario Vélez, Presidenta Comité Olímpico de Puerto Rico

One thought on “CARDONA… GRACIAS POR TANTO AMOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *