Ayer fue un día casi perfecto

Que buen fin de semana hemos tenido, ojalá todos fueran iguales, llenos de acción deportiva y noticias positivas para el país. Al cierre de la jornada de anoche, el medallero informaba que teníamos 14 medallas a nuestro favor, 4 de oro, 5 de plata y 5 de bronce. Ayer fue un día casi perfecto, triunfos importantes por doquier nos levantaban el ánimo y el orgullo boricua. No sé por dónde empezar a contarles, trataré de hacer el mejor resumen de estos dos días y si se me queda algo pido disculpas.

El taekwondo lleva seis medallas y hoy podría conquistar otras más en su último día de competencia. El sábado estuve allí con ellos, y pude felicitar a Victoria Stambaught por su medalla de bronce y traté de animar un poco a Luis Colón III, tarea casi imposible pues nunca estuvo en su mente perder ante su adversario guatemalteco y no llegar al podio. Victoria, aún con medalla de bronce, estaba llorando, de esas veces que lo haces con coraje, pues estuvo a punto de ganar el pase a la final y lo perdió en los últimos segundos. Ayer sumaron tres medallas, oro con Crystal Weeks, plata con Brian Ruidiaz y bronce con Arelis Medina y José Torres.

El sábado estuve en béisbol en el Estadio Edgar Rentería, donde Puerto Rico iniciaba su participación contra Venezuela. De camino, el partido estaba en la quinta entrada 0-0, al llegar ya estaba 1-0 a favor nuestro, y estando allí en pocos minutos estaba 5-0 a favor nuestro. Me gusta el equipo, los veo inspirados, tan motivados como el Team Rubio que estuvo de subcampeón en el Clásico Mundial en 2017. Ayer se anotaron un importantísimo triunfo ante la poderosa escuadra de Cuba (el cuco del béisbol) ganando 8-1, en un juego que pudiera ser un gran indicador de medalla final. La leyenda Osvaldo Gil, quien está aquí acompañándonos, dice que ese triunfo ante Cuba pudiera darnos un panorama más claro de las medallas. Es muy temprano para asegurarlo, pero si él lo dice yo le voy a creer porque no he conocido a nadie que sepa tanto de este deporte como Osvaldo.

Ayer domingo me dediqué a asistir a los deportes que no había visitado. Con tantos deportes en estos primeros días es muy difícil uno poder visitar a los atletas en competencia, y nuestra ruta fue dirigida hacia el balonmano, baloncesto y voleibol, todos en la rama femenina. Las Fieras de Milete estuvieron geniales en su partido de balonmano frente a México, que estuvo aguerrido en los últimos minutos hasta que el marcador concluyo 29-26. Al día de hoy no han perdido ningún juego, ahora inician los cruces y espero verlas en la final. Ese deporte sí que ha estado sin canchas para entrenar, su cancha permanente de Rio Grande fue ocupada por FEMA desde septiembre, y han estado viajando hacia el Albergue Olímpico en Salinas para entrenar alternando algunos días, muy pocos, en Guaynabo. Cuando casi todas tus jugadoras viven, estudian y trabajan en la zona metro y Rio Grande, bajar a Salinas en día de semana a entrenar es un viajecito fuerte. Esas sí que no se quitan, su fortaleza física y mental es su mejor carta para llamarse “Las Fieras”.

El partido de baloncesto frente a México fue otro no apto para cardiacos. Puerto Rico arrancó al frente con ventaja de 5-6 puntos hasta el tercer periodo donde las mexicanas se nos fueron a la delantera. Ese juego me recordó mucho el partido de los Juegos Panamericanos en Guadalajara 2011, donde se decidían las medallas de oro y plata, con un juego apretado, con el público mexicano vitoreando a todo dar, pero donde no nos vencimos y obtuvimos la victoria. Anoche los fanáticos en su mayoría eran colombianos, muy pocos mexicanos y puertorriqueños, y fue bonito ver como los aplausos iban para ambos equipos. Así es el deporte, universal, el que mejor actúe tendrá el aplauso y el reconocimiento de la fanaticada. Puerto Rico vino de atrás en los últimos dos o tres minutos. Faltando 00.3 el partido estaba empatado 66 a 66, recibiendo nosotros falta personal en el último intento al canasto, que nos colocó en la línea con dos tiros libres con Dayshalee Salamán. Su primer intento falló, nooooooo.

Teníamos que encestar el segundo para ganar el partido. Su segundo intento fue anotado, yesssss. Ahora el juego se ponía 67-66 a favor nuestro con 00.3. México pidió tiempo, no soy una experta en baloncesto, pero con ese tiempo no es mucho lo que puedes hacer. Sacaron la bola, no hubo falta de Puerto Rico, y así obtuvimos la victoria que nos lleva invictas a la semifinal. Ufff, que alivio. Decidir a donde ir al final de la noche no fue tarea fácil. Tres juegos importantes habían a la misma vez. Béisbol vs. Cuba, Sóftbol vs. Cuba y Voleibol vs. Colombia. Como dije antes, nos decidimos por el voleibol porque no habíamos tenido la oportunidad de asistir a la cancha Humberto Perea. Al llegar nos percatamos era muy temprano, estaba en juego el partido previo, así que cruzamos la calle para dirigirnos al Centro Acuático, donde Jarod Arroyo acababa de obtener medalla de plata. La natación tiene muchas caras nuevas, es un cambio generacional que está rindiendo fruto, talento muy joven que serán noticias frescas en los próximos años. A Jarod no lo conocía, pero allí estaba, feliz, de oreja a oreja (igual que Morgan Toro, presidente federativo) en sus primeros Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Su nombre está escrito en las tres medallas que tiene la natación en estos Juegos, en el bronce del relevo 4 x 200 combinados, su oro en 200 combinados y su plata de ayer en los 400 combinados. Allí estaba su familia, mamá, papá y hermanita, también felices con la victoria, cámara en mano tomando fotos a todo dar. Esa es otra historia familiar que esperamos poder llevarles en televisión en esos próximos días en una entrevista para que conozcan de primera mano lo que muchos padres hacen por ver triunfar a sus hijos. A la natación les quedan muchos, muchos eventos, en los tres días que faltan de competencia en suelo colombiano, así que seguiremos sumando medallas en este deporte. Estando en voleibol y pendientes al juego de sóftbol, nos enteramos que ganamos sobre Cuba por la vía del nocaut 10-1, siendo el segundo nocaut que propician las boricuas. El récord de Puerto Rico es 3-0, nada mal para un equipo que no tuvo los recursos económicos, como muchos otros atletas y equipos, para llevar a cabo su preparación como la querían hacer. Ellas de aquí irán directo al Campeonato Mundial en Tokio, Japón, donde inicia la clasificación para los Juegos Olímpicos. Para aquellos que no lo sepan, este equipo esta rankeado sexto en el mundo hoy día, si leyó bien, dije SEXTO, superado por Estados Unidos, Japón, Canadá, Australia y China Taipéi. Hoy lunes tienen doble juego, y corridos, inician 10:00 am contra República Dominicana y a las 12:30 p.m. contra Curazao.

En el voleibol perdimos ante el equipo de Colombia en tres sets. Ese equipo colombiano ha tenido una preparación increíble, tienen un nuevo entrenador que las ha puesto a ser un buen contendor en la región. Llevamos tres partidos corridos perdiendo con las colombianas, increíble, antes nunca nos ganaban. Nuestro equipo tiene mucho potencial, está en el cambio generacional, pero les aseguro seguirán trabajando duro para alcanzar importantes triunfos en este su primer ciclo olímpico juntas. El equipo juega hoy contra Venezuela para seguir a la ronda de medallas, donde de seguro estaremos y saldremos de aquí medalla en mano. Una derrota no es el resultado final, hoy nos levantaremos en camino a las finales.

En la vela vamos muy bien. Su escenario queda en las afueras de Barranquilla y creo que hasta allá llegaremos mañana. Las probabilidades de ganar mínimo 4 medallas son bien buenas. Raúl Ríos y Quique Figueroa son las figuras dominantes ahí y andan viento en popa defendiendo sus medallas doradas de Veracruz. He dejado el tenis de mesa para el final porque pienso es la mejor historia que el pueblo ha visto en estos dos días. El sábado fue un día alegre para nuestro país al estar pendientes a las medallas, todos querían ver a ambos equipos, especialmente a Adriana, alzarse con el triunfo. Las féminas tuvieron su fase final contra Venezuela, un equipo tan joven como el nuestro, donde nos hicieron sudar al perder el segundo juego, superándonos de ahí en adelante hasta lograr el punto final y la conquista dorada. La medalla por equipo en el tenis de mesa es la más cotizada en el torneo. No es que las medallas individuales, en dobles y dobles mixtos no tengan su valor. Durante todo el partido el público, en su mayoría boricuas, estuvimos, y me incluyo, vitoreando a las chicas en el corto espacio que hay entre punto y punto. Uno de los fanáticos se parecía a la mascota Jay Jay sin uniforme, corriendo de un lado para otro bandera en mano agitando las masas. Sentados juntos estaba un grupo de Venezuela que también trataba de animar a sus atletas, siendo este un momento especial de puro compañerismo entre dos países.

Siendo esta nuestra primera medalla de oro en estos Juegos, la celebración en las gradas estuvo genial. Baje rápidamente a felicitar a Iván Santos, presidente de esta Federación, quien estuvo todo el partido narrando junto a Ricardo Torres para Telemundo. Que feliz me sentí al abrazarlo, el trabajo que hace junto a su esposa Letty y su grupo de trabajo es inmenso. Igual felicitación le di a Marangely, la mamá de las tres Díaz (Adriana, Melanie y Fabiola), quien se mantuvo en las gradas silenciosa, grabando el partido y saboreándose la victoria de su familia para todo Puerto Rico. Como no podía esperar a que sonara el himno en la premiación, se me ocurrió cantar con los fanáticos el himno La Borinqueña y fue ahí que empezamos a entonarlo. Momento especial, momento mágico, cantar nuestro himno nacional a capela, en corrillo, y en celebración de triunfo.

Minutos más tarde le tocó el turno al equipo masculino quien tuvo de rival a un peligroso equipo cubano. Ahí el cuento fue distinto, no pudimos establecer nuestro ritmo de juego. Los cubanos nos pusieron en la mirilla desde Veracruz, donde nuestro equipo le ganó el oro, y trabajaron durante estos cuatro años para superarnos aquí, y lo lograron. Este equipo estuvo entrenando por largos periodos de tiempo en China, y los nuestros estuvieron entrenando en Utuado con dos argentinos que pudimos invitar. La falta de recursos económicos y la integración de dos nuevos miembros, fue la diferencia, esa es la realidad. De todas maneras, el cuarteto de Bryan, Daniel, Yomar y Ricardo se alzaron con la medalla de plata. Plata es buena sin lugar a dudas, pero ellos también querían y trabajaron para el ORO.

Ayer domingo se disputaba la medalla de dobles mixtos y tuvimos la final perfecta. La semifinal estuvo fuerte, viniendo de atrás ambos equipos contra Colombia y Cuba, lograron obtener el triunfo. Es que no queríamos medalla de bronce, para nada, queríamos ir a la final. Los dos equipos que fueron a la final fueron de Puerto Rico. Puerto Rico A estuvo compuesto por Adriana Díaz y Brian Afanador, y Puerto Rico B con Melanie Díaz y Daniel González. Me cuentan que en la final hubo silencio total, tipo funeraria, que los entrenadores Bladimir y Eladio fueron figuras fantasmas. Imposible cochear a tu gente cuando se enfrentan como adversarios, y siendo familia menos. Ahí sí que aplica el dicho que gane el mejor, como quiera el país gana las principales medallas de oro y plata. El partido se fue a un quinto set, súper reñido, pero al concluír Puerto Rico A obtuvo medalla de oro y plata para el equipo B.

La ceremonia de premiación es hoy lunes, para aquellos que se quedaron con las ganas de cantar La Borinqueña anoche, y verlos en primer y segundo lugar. El tenis de mesa no concluye, aún faltan los eventos individuales, dobles (masculino, femenino), o sea nos quedan 6 posibles medallas, así que con calma, día a día continuaremos apoyando a ambos equipos.

Hoy seguiremos por la ruta ganadora. Importantes medallas pudieran sumarse en taekwondo, creo tenemos como 4-5 posibilidades, remo varones, tenis de mesa, levantamiento de pesos y natación. Los deportes de conjunto deben seguir sus triunfos para llegar a las finales en los próximos días. Ya se acerca el final de los deportes de la primera semana, ya van llegando los atletas de la segunda semana. Ya hoy es lunes, mucha gente en Puerto Rico trabaja, pero aun así seguirán conectados a los televisores, redes sociales y sus teléfonos para continuar apoyando al #EquipoPUR. Recuerden que la Tiendita Olímpica en Plaza tiene la vestimenta de la Delegación PUR a la venta. Por favor, no espere a que se acaben para llegar a comprar, las cantidades son limitadas. De igual manera, continuamos recibiendo donaciones para nuestros atletas. Pueden acceder a www.donar.copur.pr, textée la palabra donar al 26787, o llamar al 1-844-99COPUR (1-844-992-6787). El trabajo de los atletas no concluye en Barranquilla, esto continua, y le aseguramos que todas las donaciones serán 100% dirigidas a ellos.

Esta Delegación es suya, disfrútela, sienta orgullo #PURLosNuestros, hoy apenas es el cuarto día de competencia y falta mucha acción, triunfos y medallas por llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *