40 días, y se nos acaba el tiempo

Se nos acaba el tiempo……tic toc….tic toc…. Recuerdo como hoy la primera vez que visite la ciudad de Barranquilla, Colombia, para una Asamblea de la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (ODECABE), hace varios años. Era la primera vez que nos reuníamos allí para iniciar la obra que daría paso a los Juegos Centroamericanos y del Caribe para el 2018, luego de una candidatura originalmente destinada para Quetzaltenango, Guatemala. Una ciudad portuaria, que en poco tiempo ha ido creciendo a pasos agigantados y que en tan sólo 40 días se llenará de un colorido más intenso que su gran Carnaval, con la competición de los mejores atletas de la región.

Siempre pienso que la gente no tiene una idea clara de cuanto detalle y logística hay que coordinar para un evento deportivo que maneja más de 5,500 atletas, que con oficiales, liderato deportivo, voluntarios, trabajadores, prensa y medios puede llegar fácilmente a las 12
mil personas. Como en todo majestuoso escenario, el público sólo ve lo bonito, lo que se presenta en pantalla, la más bella ejecución de un cuerpo humano, la algarabía del público y la historia de los ganadores. Claro está, si algo no queda bien, o hay mucho problema en la organización del evento, también la audiencia lo distinguirá de forma inmediata.

Para nosotros en el Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR) nos quedan 40 días para organizarlo todo, y todo es todo. En estos días estuve reunida con mi súper Jefe de Misión, el ingeniero Víctor Ruiz, ex atleta del canotaje, cuadriculado como libreta de matemática (él sabe que así le digo), dedicado y comprometido con el nombre del #EquipoPUR, ultimando detalles relacionados con la Delegación. Pasamos revisión sobre los posibles numeritos de atletas, tema importante, pues de eso depende el número acreditaciones para oficiales que podemos tener disponibles por parte del Comité Organizador (40% del número de atletas). Siempre esa es una de las tareas más difíciles porque los números nunca dan, hay que ir deporte por deporte haciendo malabares para ir distribuyendo de acuerdo a las necesidades de cada uno. A diferencia de lo que algunos puedan pensar, estos oficiales (delegados, entrenadores, terapistas, encargados de la propiedad, preparadores físicos, personal administrativo y médico, etc.) son pieza clave en el desempeño deportivo de un atleta a la hora de su ejecución. Desde ahora les comento que ya realizamos el primer corte, lamentablemente nunca hay cama para tanta gente y en tiempo de economía estrecha son menos los espacios disponibles. Esa es gente dedicada, que trabaja intensamente, muchos voluntarios, otros con poca paga, que lo menos que hacen es turistear, como algunos por ahí piensan y se expresan negativamente sin conocimiento de causa.

Otros temas fueron ampliamente discutidos, unos ya tienen decisiones tomadas, otros quedaron pendientes, pues ya no hay mucho tiempo para coordinar aspectos de transportación aérea, pines, banderas, medicinas, vestimenta, recursos humanos, dietas, seguros, entre mil temas más. Ya las hormiguitas de Misión han avanzado en el proceso de acreditaciones, ya se les ve con prisa, sus reuniones semanales están cogiendo fuerza, ellos saben que la cosa está apretando, y ni hablar del proceso de inscripciones nominales.

La inscripción nominal de la Delegación se acerca y es un proceso lento y de mucho cuidado. Es justo ahí donde confirmamos la participación de Puerto Rico, con el nombre del atleta, categoría, tiempo, mejor resultado, uniformes de competencia, color, número, etc. Mantener y defender nuestros criterios de participación es una parte complicada, nada feliz en algunos casos, pues sabemos que todos quieren formar parte del #EquipoPUR en BAQ 2018. Mostrar que los atletas y equipos están en las primeras cuatro posiciones en la región donde competiremos es el criterio principal. En otras palabras, estarán siendo certificados sólo aquellos que nos muestren, con resultados, que son contendores reales a medallas. Cada vez la región se pone más fuerte y en cada ciclo olímpico los países invierten más dinero en sus atletas, con excepción del nuestro (tema de otro blog).

El Departamento de Alto Rendimiento (DAR), dirigido por el licenciado Jaime Lamboy, tiene a cargo la gran responsabilidad de analizar, junto a las federaciones, los criterios de participación, que han sido ampliamente discutidos en reuniones internas, del Pleno, y en los medios de comunicación del país. En ésto hemos sido claros, bien claros, desde marzo del 2017 hemos estado conversando ampliamente sobre el tema, y los que conocen a Jaime y su grupo en el DAR, saben que es gente brillante, justa y muy responsable con el análisis y recomendaciones que someten al Comité Ejecutivo, que es al final donde se decide todo. Criterios similares fueron creados desde el 2013 con un sonoro mensaje de subir la vara, que ha sido la brújula de nuestra administración deportiva desde que iniciamos la Presidencia.

40 días y se nos acaba el tiempo. Se le acaba el tiempo al Comité Organizador para manejar todos los detalles, a la Alcaldía de Barranquilla para hacer lucir su ciudad, a los turistas y padres que coordinan sus viajes, a la televisión y medios para cuadrar su vistosa producción, a los entrenadores para sus toques finales, a los atletas para lograr su mejor rendimiento, y a nosotros en el COPUR para cuadrar todo.

Recuerden que pueden aportar con sus aportaciones a la campaña de donación que lanzamos en días recientes, pues de estos ingresos depende en gran medida de que podamos alcanzar nuestra meta en BAQ 2018. Cada donativo será destinado al 100% de la preparación y presentación de nuestros atletas. Hay siete formas para hacer sus donaciones #PURLosNuestros:

1. Accede a donar.copur.pr
2. Textear la palabra donar al 26787 (COPUR)
3. Llamando al 1-844-99(COPUR), o sea 1-844-992-6787
4. ATH Móvil, marcar Pay a Business y escribe en pATH /ComiteOlimpicoPUR
5. Depósito directo en cuenta Banco Popular 017-268400
6. Cheque o giro postal a #PURLosNuestros, Apartado 9020008, San Juan P R 00902-0008
7. Cheque o giro postal son recibidos en la Casa Olímpica, Segundo Piso, Avenida Constitución # 3 en el Viejo San Juan.

Es tiempo de hacer que las cosas sucedan. De todo corazón les digo que con dedicación y con mucha fe trabajamos todos los días para que así se cumplan. Ya tendremos tiempo para sentarnos desde el bleacher en Barranquilla, a ver como en el tiempo de los Juegos cada cual logra sus resultados. Para aquellos que no hacen nada, me imagino el tiempo es eterno, pero para aquellos que estamos muy activos, el tiempo siempre corre de prisa y nunca tendremos suficiente para hacer todo lo que nos proponemos. Al final, en poco tiempo llegaremos y nos despediremos de Barranquilla con nuevas páginas en el deporte escritas bajo letras doradas, y el tiempo seguirá corriendo a toda prisa hacia Lima 2019 con los Juegos Panamericanos. El tiempo es oro, aprovéchalo para hacer el bien para ti y los tuyos. Tic toc….tic toc…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *